Imprimir

El secuestro ‘virtual’ de 10 niños inquieta a los mexicanos

Escrito por JUAN DIEGO QUESADA . Posted in Artículo

images 13

El extraño secuestro de diez niños en una guardería mexicana dejó este martes un poso de inquietud en un país de por sí sobresaltado por la violencia. Alguien llamó por teléfono al centro y le hizo creer a sus responsables que estaban en peligro. A bordo de dos taxis decidieron llevarse a los niños al hotel España, en el centro de Cuernavaca, a unos 80 kilómetros de donde se produjo la llamada, y los mantuvieron allí hasta la llegada de la policía, según los investigadores. A los padres, a esas horas, ya les estaban pidiendo que depositaran en el banco un millón de pesos (unos 76.000 dólares) por sus rescates.

 

Es lo que se conoce como un secuestro virtual. El extorsionador hace crear a la víctima y a su familia a través del teléfono que están viviendo una situación de riesgo que no existe. A los encargados de la guardería les dijeron que si no llevaban a los niños al hotel iban a asesinarlos. El propio gobernador de ese pequeño Estado del centro del país, Graco Ramírez, contó a través de su cuenta de Twitter que habían raptado a los menores: "Estamos actuando en coordinación para salvaguardar la vida de los niños que fueron sustraídos del Kinder. #Cuernavaca#Morelos". Tras media hora dijo que los niños del kinder La Abejita habían sido liberados y tiempo después que se trataba de un engaño telefónico.


Cuenta de Twitter de Graco Ramírez
Las llamada se produjo desde la Ciudad de México pero la mayoría de extorsiones desde los últimos meses provienen de la cárcel de Altamira en Tamaulipas, en el noreste del país. Han sido una constante. El secretario de Gobierno de Morelos, Jorge Messegér, dijo tener contabilizados hasta 35 casos. "Se dedican a estos engaños telefónicos pidiendo rescates (...). Hacemos un llamado a que esto se resuelva", agregó. Esto se produce a pesar de que los presos tienen prohibido el uso de teléfonos móviles pero Tamaulipas vive un estado de ingobernabilidad. Sus últimos tres dirigentes están perseguidos por al justicia por nexos con el narcotráfico y las organizaciones civiles no se atreven a trabajar en la región por la tremenda inseguridad reinante.

El profesor de la UNAM y experto en seguridad pública, Samuel González, explica que este tipo de delitos son más frecuentes de lo que se cree. "Es una modalidad de extorsión. Llaman a las víctimas y les dicen que si no se aíslan en un hotel, por ejemplo, las van a dañar. Le piden que apague su celular y después llaman a su familia diciéndole que está secuestrado. Es un engaño pero funciona. La gente prefiere no arriesgarse y deposita el dinero", cuenta González. ¿Cómo puede caer alguien en un engaño así? "Si te llaman en otro país te parece una broma de mal gusto pero en México ya es otra cosa. Aquí ocurren secuestros a diario. Hay complicidad entre policías y secuestradores. Todo eso crea una psicosis que abona este tipo de llamadas".

En un primer momento las autoridades implicaron en el asunto al dueño del hotel, un político llamado Fernando Martínez Cué. "Enorme ineptitud de funcionarios del gobierno mencionar que el hotel Espana (sic) es mío que chequen el registro público. Ineptos!!!", clamó en su cuenta de Twiiter al enterarse. Los investigadores informaron además que pese a que creen que fue un engaño telefónico están tomando declaración a los maestros, la directora del centro y su hermana para descartar su implicación.

El sobresalto de estos padres que creían secuestrados a sus hijos se vivió dos días después de que el poeta Javier Silicia protestara por la inseguridad de esa región. Uno de sus hijos fue asesinado en Morelos en 2011 y desde entonces inició una campaña nacional por la dignidad de las víctimas.

Morelos es un pequeño Estado y su capital, Cuernavaca, es por su cercanía al DF lugar de vacaciones de miles de defeños. También de los narcos. La ciudad y su zona metropolitana registran una media de 26 asesinatos mensuales, según Lantia Consultores. Hace años vivía allí Armando Carrillo, el Señor de los Cielos, muerto en 1997, y posteriormente se instaló el cartel de los Beltrán Leyva, hoy desmantelado. El líder Arturo Beltrán, El Barbas, El Jefe de Jefes, murió en un combate contra la Marina. En ese momento era uno de los hombres más buscados por los gobiernos de México y Estados Unidos.

El gobernador Graco Ramírez, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) fue entrevistado hace un mes por este periódico. Aseguró haber desmantelado dos carteles, los Rojos y los Guerreros Unidos, remanentes del de Beltrán Leyva, y detenido a ”cerca de 480 delincuentes responsables de 150 homicidios y de 60 secuestros”. Ramírez reconoció en esa entrevista que hubo ofertas de contactos más menos directas para dialogar con narcotraficantes. "Pero mi trayectoria como ciudadano y como gobernador ha sido clara: jamás he transigido".