Imprimir

Proceso de la migración y los roles de la mujer.

Escrito por Juan Carlos Santiz Meza, Esther Ruiz Díaz, Juan Intzin Girón, Magnolia López Rodríguez, Joel de Jesús Aguilar Narváez. Estudiantes de Comunicación Intercultural /UNICH. Posted in Las Noticias

Foto-JEs muy fácil darse cuenta los motivos por los cuales se migra a otros lugares, la pobreza y la falta de oportunidades que existen en la localidad de Cruz Chen, Tenejapa son algunas de las razones que los orillan a migrar y dejar sus hogares y familias para salir en busca de trabajo mejor remunerado, para poder tener una mejor calidad de vida.

 La migración vista desde un hogar humilde en una localidad muy marginada, la familia liderada por el señor Alonso López Hernández y la señora Juana Santiz Girón, ellos con amabilidad acceden a proporcionarnos información respecto al tema de la migración vivida por ellos en su hogar.

Don  Alonso López, comienza con esta pequeña frase: 

“Para que sepan un poco por qué lo hacemos, salimos en busca de trabajo es porque somos pobres y porque no tenemos dinero, porque si no, no comemos”.

El Instituto Científico de Culturas Indígenas (ICCI) menciona que la migración se da debido a las escasas oportunidades que se encuentran en nuestro medio, ya sean para acceder a la educación, fuentes de trabajo u otros, la población indígena se ha visto en la necesidad de migrar, principalmente hacia las grandes ciudades, esto se refleja en los municipios que están asentados en los Altos de Chiapas en donde se da más la migración indígena.

En el caso de Don Alonso López el principal motivo que tuvo para moverse de su lugar de origen fue el poder dar a su familia una mejor vida, él comenta que la primera vez que migró era muy pequeño y fue a los cafetales mejor conocido para ellos como la “finca”.

“Desde chamaco salí a la finca en busca de trabajo, después me fui a Tapachula ahí estuve casi seis meses […]  tenía trece años de edad cuando salí a trabajar por primera vez, ahí crecí en la finca, y les digo la verdad ya soy chingón porque ya visto ropa bien, zapatos bien y me visto ya bien, en cambio tiempo atrás no vestía así, tenía ropa vieja tenía y rota”.

La migración infantil es un problema no sólo de México, sino del mundo. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) del año 2000 al año 2010 se dio un total de cuarenta y cinco mil doscientos cuarenta migraciones, de las cuales el 21.3% son niños de entre  y 5 y 14 años de edad.

Capaz de afrontar varias situaciones, con tal de darle una vida mejor a su familia hasta de separarse de ella por largas temporadas, el habitante de Cruz Chen, migra porque en la comunidad las oportunidades de progreso no existen. En una localidad donde el índice de marginación es muy alta (ver imagen “estadística”) esto según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) durante su censo en el año 2010, han pasado seis años durante esta evaluación, y tal parece que no saliera del hoyo de la miseria en que está.

Estadistica_LOCALIDAD_DE_CRUZ_CHEN_TENEJAPA.__INEGI_2010.png

Es un esfuerzo muy grande lo que hacen para poder subsistir con sus familias día a día, don Alonso comenta;

''Nos despertamos, agarramos nuestro machete y vamos a trabajar, así sobrevivimos […] Aquí en las tierras de Chiapas somos pobres, no tenemos cafetales en cambio los que viven más abajo si tienen cafetales y viven de eso y no se preocupan, y aquí no hay tierras ni dinero, sino,  prestas un terreno por si te dan para cultivar''.

Una de las desventajas geográficas de Cruz Chen es estar localizada en la cima de una montaña, donde el terreno es de puro barranco y la mayoría de la superficie es de rocas, esto sólo permite que quienes habitan en la comunidad puedan cultivar únicamente alimentos necesarios para su consumo, cultivos como el maíz y el frijol, además la mayoría de la gente de ahí no tiene terrenos en la comunidad.

Inconvenientes y abusos

Cuando hablamos de migración también tenemos que hablar de los problemas que pasan para llegar a su destino y de los abusos que sufren, principalmente por su origen  indígena, vulnerando de esta forma tanto sus derechos laborales como ciudadanos. Por su falta de conocimientos en otra cultura que no es la suya, parte de los abusos que sufren los migrantes son psicológicos, y son ofendidos con palabras vulgares poco dignas para tratar a un ser humano.

 

 Don Alonso menciona:

[...] Si, hay abusos, como no va haber abusos si ahí te tratan como un mozo, y que cuando te tratan como mozo, cuando te dicen trae esto y te lo piden a mentadas, y si no te acuerdas de las cosas, te dice apúrate hijo de la chingada, nos mentan la madre. [...]  en todo lo que trabajes siempre habrán abusos.

Dentro de los abusos y las dificultades que se presentan a la hora de estar trabajando, son las enfermedades como la fiebre y la tos, esto dificulta la labor que hacen las personas migrantes, además del poco apoyo que reciben ellos de parte de sus empleadores.

Respondiendo a la pregunta de ¿qué sucede cuando se enferman?  Esto es lo que dice al respecto; 

[...] Cuando nos enfermamos los patrones no te van a mandar a curar, cuando te enfermas de calentura, de tos, compras tu pastilla en la farmacia y si quieres consulta lo pagamos nosotros, pero si tu patrón es bueno te da dinero para que compres tu medicina y si no pues no puedes hacer nada, hay mucho sufrimiento.

Roles de las mujeres

foto-Esther-ruiz-17-de-septiembre-2015En un artículo publicado por María José García Oramas, Susana Ruiz Pimentel y Sara Ruiz Vallejo menciona que la "La migración transforma la estructura familiar enfrentando a quienes se van y a quienes se quedan a un proceso de cambio y adecuación forzado que, sin embargo, genera nuevos mecanismos y capacidades de transformación a nivel comunitario, familiar e individual".

Las que se quedan, las mujeres, esposas de migrantes que salen de sus hogares para salir a buscar dinero esto para sostener a la familia; la mujer queda como el jefe de la familia durante el tiempo que estará el esposo fuera del lugar de origen. Ella se encargará de todo en su hogar, cuidará de los hijos, trabajará el campo sola y ella se hará cargo de los asuntos de su marido en la comunidad como las reuniones.

Juana Santiz, la esposa de don Alonso, durante la entrevista nos menciona cómo cambia su vida como mujer al quedarse sola.

"Las mujeres se quedan a trabajar en el campo, chaporrean y cuidan su milpa, cargamos leña y cuidamos a los hijos, mandarlos a la escuela y alimentarlos para que se vayan a la escuela, cuando terminamos, trabajamos en el campo así como lo hacen los hombres. [...] también hacemos nuestra parcela llevamos nuestro machete, azadón  para ir a trabajar,  cortamos frijoles, tapiscamos nuestra milpa, terminando buscamos leña para cargarlo a la casa, así pasamos el tiempo, todo el tiempo nos la pasamos trabajando".

Las esposas tienen una mayor carga de trabajo, así como el incremento de su participación en la toma de decisiones domésticas, incluso mayor presencia en los asuntos comunales.

[...] Cuando los comités hacen reuniones comunales, nosotros las mujeres salimos para escuchar los asuntos  que tratarán, porque si no se paga una multa, cuando el hombre no está nosotros vamos a escuchar los asuntos de la comunidad y somos tomados en cuenta en la reunión.

Es de saberse que en una comunidad indígena la mujer tiene poca participación en las asambleas o se limita su participación, pero como una de las consecuencias del proceso de migración podemos observar cómo se fortalece su participación dentro de la comunidad, ya no son menospreciadas y son tomadas en cuenta en la toma de decisiones de la comunidad. Anteriormente, si una mujer se quedaba sola no podía tomar el lugar de su esposo en las reuniones comunales, sino que ese lugar era tomado por el padre o el suegro de la misma.

El proceso migratorio siempre conlleva cambios en la vida de las personas que hacen esta práctica de salir de sus comunidades en busca de trabajo fuera de sus lugares de orígenes, se ve que el factor que más importa  es la falta de dinero, la falta de oportunidades de trabajo, otro cambio es cuando la mujer toma la batuta del hogar y se hace padre para poder proteger a sus hijos y su patrimonio, dándole así a la mujer un empoderamiento, anteriormente esto no se hacía ya que las mujeres que se quedaban solas por la migración de su pareja quedaban a cargo de sus padres o suegros.