Imprimir

Círculos de Alimentación Escolar en Chiapas, alternativa para la soberanía alimentaria

Escrito por María Gabriela López Suárez. Posted in Las Noticias

buen comerSan Cristóbal de Las Casas. En Chiapas, se realizan proyectos participativos que buscan generar otras alternativas encaminadas a fomentar la soberanía alimentaria, tal es el caso del proyecto Círculos de Alimentación Escolar (CAE), propuesta creada por el Círculo de Organizaciones Aliadas de los Altos de Chiapas que se ha puesto en marcha con las comunidades Río Tanate’el y Chacté de San Juan Cancuc y El Roblar y San Fernando en Pantelhó.

 

 ¿Qué es el CAE?

Alicia Martín Alcaraz, Coordinadora del proyecto CAE, explicó que éste es un proyecto que parte de una estrategia regional que responde a la necesidad de reducir la inseguridad alimentaria y pobreza en San Juan Cancuc y Pantelhó, municipios con mayor índice de marginación y pobreza en Chiapas.

Comentó que es un proyecto participativo con las comunidades para “generar otra alternativa a los proyectos o programas en ejecución que combaten la seguridad alimentaria desde lo economicista”, tiene como propósito apoyar a la producción local, consumir los productos de las localidades con las que trabajen.

“El proyecto Círculos de Atención Escolar se diseña con base en la noción de la Soberanía Alimentaria y los Acuerdos de Colaboración para la Gestión Territorial de los Altos de Chiapas”, indica el Diagnóstico sobre el estado de la Soberanía Alimentaria en los municipios de San Juan Cancuc y Pantelhó: una aproximación a la realidad de las comunidades indígenas campesinas de los Altos, realizado por la coordinación del CAE.

Construccion de huertos comunitarios

Martín Alcaraz  enfatizó sobre la importancia del derecho a la alimentación, tomando en cuenta lo que corresponde a la soberanía alimentaria.

De acuerdo al portal http://www.soberaniaalimentaria.tv/, que recaba información de la Declaración de Nyéléni, Selingué (Mali, 2007), “La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles, producidos de forma sostenible y ecológica, y su derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo. Esto pone a aquellos que producen, distribuyen y consumen alimentos en el corazón de los sistemas y políticas alimentarias, por encima de las exigencias de los mercados y de las empresas”.

 

¿Cómo surge el CAE?

La Coordinadora del proyecto Círculos de Alimentación Escolar dijo que éste surge desde el 2015,  como una propuesta de las organizaciones sociales que integran el Círculo de Organizaciones Aliadas de los Altos de Chiapas conformado en agosto de 2013, previa iniciativa de convergencias y acciones conjuntas y que son donatarias de la Fundación W.K. Kellog.

Las organizaciones que integran el Círculo son Colectivo Feminista Mercedes Olivera, A.C. (COFEMO); Centro de Investigación y Servicios Profesionales, A.C. (CISERP); Aid To Artisans (ATA); Proyecto DIFA Alternativas y Actualización, A.C.; Fundación Adopta una Escuela; Fundación Bruja Violeta, A.C.; Fundación Cántaro Azul, A.C.; Fondo Para La Paz; Instituto para el Desarrollo Sustentable en Mesoamérica, A.C. (IDESMAC); K’inal Antsetik; Patronato Pro Educación Mexicano, A.C.; SnaJtz´ibajom “Cultura de los Indios Mayas A.C.”; Hábitat para la Humanidad, A.C.

Señaló que este Círculo de Organizaciones Aliadas reconocen los acuerdos municipales para la gestión del territorio realizadas por los Concejos Municipales de Desarrollo Rural Sustentable de 9 municipios de los Altos de Chiapas como línea base de su acción socioterritorial.

Cabe mencionar que  la línea de los Círculos de Alimentación Escolar se desprende de uno de estos acuerdos municipales.

 

El trabajo que se realiza con el proyecto CAE

Martín Alcaraz explicó que este proyecto se ha implementado desde comienzos del 2016 a la fecha en las comunidades Río Tanate’el y Chacté de San Juan Cancuc, así como  El Roblar y San Fernando de Pantelhó, en coordinación con el Círculo de Organizaciones Aliadas, los comités de alimentación escolar (preescolar, primaria y secundaria) integrados por madres y padres en las comunidades, productoras, productores locales y mujeres que preparan los alimentos para los menús escolares, autoridades locales, docentes y el personal del CAE.

Círculos de Alimentación Escolar inició su trabajo con 4 comunidades, 2 en San Juan Cancuc y 2 en Pantelhó, actualmente se han integrado también las comunidades El Pozo de San Juan Cancuc y San Carlos Corralito de Pantelhó.

La coordinadora del CAE mencionó que para el trabajo que realizan con las comunidades retomaron los 6 principios de soberanía alimentaria propuestos por la vía campesina y los adaptaron a las necesidades de cada comunidad, estos principios son: Desarrolla conocimientos y destrezas; Alimento para el pueblo; Valora a quienes proveen alimento; Localiza sistemas de alimentación; Empoderamiento y Equidad de género y Trabaja con la naturaleza.

Apuntó que como parte de las actividades que llevan a cabo con el CAE, los Círculos de Organizaciones Aliadas y la población de las comunidades destaca el trabajo colaborativo, “generando el diálogo intercultural para  integrar nuevos conceptos”.

Expuso que el trabajo del CAE implica la realización de  talleres con temáticas de género y masculinidad. Estos talleres buscan generar la reflexión en la población, fomentar la igualdad y equidad, incluir cuotas de participación de mujeres en los comités que se integran.

Asimismo, trabajan talleres lúdicos, huertos escolares a petición de docentes que trabajan en las comunidades, huertos comunitarios a petición de gente de la comunidad; con relación a los huertos comunitarios, indicó que estos se llevan a cabo para diversificar la producción, disminuir el acopio y que la comunidad fortalezca su economía.

Explicó que los talleres que se facilitan a las comunidades que participan en el proyecto son realizados por representantes de las organizaciones que integran el Círculo de Organizaciones Aliadas, dependiendo de la temática que se trate y son en lenguas tzeltal y tzotzil.

Alicia Martín Alcaraz expresó que un logro muy importante del CAE es la organización de las fiestas del buen comer en las escuelas. En esta actividad que se lleva a cabo en espacios comunes, se retoma la noción de fiesta de las comunidades, trabajar en conjunto, sin remuneración y con responsabilidades.

Detalló que en cada comunidad la realización y la experiencia de las fiestas del buen comer es diferente; en cuanto a la periodicidad, en algunas comenzó llevándose a cabo una vez al mes, actualmente en algunas comunidades esta fiesta se realiza una o dos veces por semana.

Cada comunidad se organiza en comités, conforme a su ritmo de vida. La participación de padres y madres se hace presente en los comités escolares, así como las mujeres que preparan los menús y los alimentos que brindarán a la niñez estudiantil en las fiestas del buen comer.

A manera de colofón

Martín Alcaraz refirió que el trabajo que se ha realizado en el 2016 con el CAE ha sido integral, colaborativo y con muchos aprendizajes. Parte de ello son los huertos creados, las fiestas del buen comer en las diferentes comunidades, un encuentro que se llevó a cabo con todos los comités que integran el CAE y representantes de los Círculos de Organizaciones Aliadas, así como el Foro de Soberanía Alimentaria que tuvo lugar en San Cristóbal de Las Casas en el Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) con participación de productores, integrantes de comités, académicos e integrantes del CAE.

Finalizó comentando que en el proyecto iniciarán otra etapa de trabajo con miras a la transformación de alimentos, como el caso de mermeladas, a partir de los productos que cultivan en las comunidades, así como también se busca crear sociedades cooperativas con diferentes comunidades de los dos municipios con los que trabajan. Esto con el propósito de generar mecanismos para que el proyecto sea sostenible a largo plazo.

  

Principio del formulario

  

Texto/ María Gabriela López Suárez

Fotos Cortesía

https://www.facebook.com/Círculos-de-Alimentación-Escolar-CAE