Imprimir

El Centro de Derechos Humanos (Frayba), dio a conocer que se ha cumplido ya un mes de que 57 personas tojolabales de la comunidad Primero de Agosto, se encuentran en vulnerabilidad, amenaza y riesgo de una nueva agresión.

Escrito por OSCAR SANTIZ. Posted in Las Noticias

campamento 1San Cristóbal de Las Casas.- El Centro de Derechos Humanos (Frayba), dio a conocer que se ha cumplido ya un mes de que 57 personas tojolabales de la de la comunidad Primero de Agosto, se encuentran en vulnerabilidad, amenaza y riesgo de una nueva agresión por integrantes de la Organización Central Independiente Obrera Agrícola Campesina Histórica, (CIOAC-H).


“La CIOAC-H perpetro daños, despojo, robo con violencia el 17 de diciembre del 2014, y por último los hechos ocurridos el día 23 de febrero del 2015 desembocaron en el desplazamiento forzado, a pesar de que funcionarios del gobierno de Chiapas sabían de las agresiones y amenazas de desplazamiento. Hasta el momento las autoridades encargadas de procurar justicia no han esclarecido los hechos ni consignado a persona alguna por los ilícitos mencionados”, señalan en un comunicado.
 
A pesar de lo anterior las autoridades competentes denuncian, no ha asumido su responsabilidad y compromisos adquiridos frente a  las familias desplazadas, ya que por el contrario, ha proporcionado protección gubernamental a los miembros de la CIOAC-H, misma que se comprueba con la impunidad en que se encuentran todas las denuncias penales realizadas por las agresiones recibidas.
 
Actualmente el Centro de Derechos Humanos, deja ver, cuenta con información documental de que existe una nueva amenaza que atenta contra la vida de Antonio Román López, a quien líderes de la CIOAC-H, han señalado en presencia de integrantes del Frayba y de autoridades estatales, como el responsable y dirigente de los pobladores.
 
“Asimismo se ha amenazado a las familias de Primero de Agosto de un nuevo desplazamiento del lugar donde se encuentran. De concretarse dicha acción, hacemos responsable al gobierno municipal y estatal, quien de forma privada y pública tiene conocimiento pleno de lo que acontece en relación al desplazamiento forzado y sus condiciones que atentan contra la dignidad de las personas”. Amplia.
 
Denuncian el ejercicio falaz de los gobiernos en cuanto a la protección y garantía de los derechos humanos, tal y como es la Ley para la  Prevención y Atención del Desplazamiento Interno en el Estado, la cual aseguran carece de aplicación y es letra muerta.
 
“En su contenido reconoce Derechos Fundamentales de las personas desplazadas en el estado, misma que no ha sido aplicada desde su publicación en el Periódico Oficial del estado de Chiapas en febrero del 2012”, concluyen.