Imprimir

Viva la Milpa

Escrito por OSCAR SANTIZ. Posted in Las Noticias

SAM 0570San Cristóbal de Las Casas.- Con el objetivo de reunir un millón de firmas, que se le harán entrega al presidente de la república, Enrique Peña Nieto, para manifestarse en contra de la introducción del maíz transgénico a través de la empresa Mosanto, se instaló en la plaza catedral, un módulo de información por diversas organizaciones.
Al respecto, Sofía del Jobich, integrantes del Colectivo Viva la Milpa, así como participante de la Red Maíz Criollo, red de en la defensa del Maíz, quien dijo que esta campaña la inició Francisco Toledo en Oaxaca, de la unión de científicos preocupados por la sociedad, en contra del maíz transgénico.
 
“El maíz transgénico desde el 2009 se siembra de manera experimental, el año pasado a raíz de todas las manifestaciones y demanda de las organizaciones el tribunal decretó que no era posible sembrar de manera comercial, sin embargo esto no detiene la contaminación de las plantas por los plantíos experimentales”, mencionó en entrevista.
 
Destacó que desde hace 22 años los mexicanos estamos consumiendo alimentos derivados del maíz transgénico que México exporta de Estados Unidos.
 
Aseguró que el maíz transgénico es un paquete tecnológico, ya que al sembrarlo usan un herbicida faena o de otras marcas que hay en México y no prohibidos, que en la siembra del maíz transgénico nos provoca la intoxicación del cuerpo.
 
“Las células absorben todas estas toxinas y se vuelven cancerígenas, es uno de los principales efectos del maíz transgénicos con sus paquetes tecnológicos químicos”, reiteró.
 
Sofía del Jobich, señaló que la jornada llevada  a cabo este sábado se realiza en otras partes de Chiapas y el mundo, para dar información y al mismo tiempo la gente que acuda firme la carta que se le hará llegar al presidente de la Republica.
 
Dejó ver que con esta actividad, suman tres las acciones durante dos años que han realizado para manifestarse en contra de Monsantos, y se trata de organizarse para realizar en lo futuro actividades más seguidas.
 
Dijo que la introducción de las semillas transgénicas aparte de la contaminación y la perdida de la biodiversidad del maíz criollo, inconscientemente se provoca la contaminación de los no transgénicos mediante la polinización.
 
“El maíz transgénico no es reproducible, les quitan esa facultad y entonces los campesino se verían en la necesidad de comprar la semilla, la semilla en Estados Unidos cuesta alrededor de 700 pesos, necesitamos 20 kilos para una hectáreas, estamos hablando de 14 mil pesos, un campesino no podrá encontrarlos”, concluyó.