Imprimir

Habitantes de los Barrios de Cuxtitali y Las Delicias, además de la Asociación Vecinal de Barrios y Colonias del Oriente se declararon en alerta roja y en asamblea ciudadana permanente.

Escrito por OSCAR SANTIZ. Posted in Las Noticias

SAM 8818“Nos declaramos en alerta roja y en asamblea ciudadana permanente para tomar las decisiones y realizar las acciones que sean necesarias para defender lo que nos corresponde como propietarios y habitantes originarios de este territorio”.

Lo anterior lo dio a conocer Martín Hidalgo Pérez, en un comunicado emitido a los medios de comunicación, luego de que en pasados días les fuera dañado los tubos del manantial que sirte agua a dichos barrios.

“Con toda oportunidad hemos informado del riesgo de un enfrentamiento entre quienes invadieron y los habitantes de los barrios mencionados porque los invasores, además de despojar la reserva ecológica a todos los sancristobalenses, pretenden despojarnos del manantial Quenvó y las ocho hectáreas que nos corresponden”, suscribe.

Recuerda que a principios de este año, quitaron letreros que los invasores habían puesto en el área del manantial con la finalidad de apropiárselo; “El lunes paso los invasores no nos permitieron entrar en esa área para verificar por qué no nos estaba llegando suficiente agua y, el día de ayer, nos percatamos que los invasores destruyeron parte de la tubería que conduce el vital líquido a nuestros barrios”.

Aseguran que los invasores conectaron tubería para desviar el agua hacia los predios invadidos, que causo que el tanque que les surtía de agua, se quedara vacío.

“Exigimos que los líderes de los invasores sean citados de manera urgente para dialogar con nosotros y tomar acuerdos basados en la legalidad y la justicia que nos asiste a los habitantes de los barrios Cuxtitali y Las Delicias”, amplió.

Reiteraron la petición de la intervención de la Subsecretaría de Gobierno de la Región Altos, quienes acompañaron este miércoles a un recorrido donde pudieron restablecer la tubería de manera provisional, “pero la amenaza está latente”.

“La integridad física de los miembros de nuestro Consejo de Administración del Sistema de Agua Chupactíc-Quenvó está en peligro cada vez que se requiere checar y/o reparar nuestra tubería pues la última vez que se intentó, los invasores los rodearon armados de machetes y garrotes con púas”, alertan.

“Denunciamos que hay evidencias de que incendiaron la vegetación en el área de nuestros manantiales y cueva de Quenvó. Los invasores están destruyendo los pulmones de San Cristóbal de Las Casas. Por ello, estamos dispuestos a hacernos respetar y pedimos que, de no atender al llamado, se aplique todo el peso de la ley a los líderes que invadieron esta hermosa zona de la ciudad que originalmente formó parte del territorio de la comunidad Cuxtitali”, concluyen.