Imprimir

en estas vacaciones decembrina más del 80 por ciento en las emergencias atendidas son a personas que consumieron alcohol.

Escrito por Óscar Gómez.. Posted in Las Noticias

SAM 6051San Cristóbal de Las Casas.- Lisandro Alfaro Zebadúa, coordinador local de Socorros aseguró que en estas vacaciones decembrina más del 80 por ciento en las emergencias atendidas son a personas que consumieron alcohol.
“En más del ochenta por ciento de los servicios el alcohol estuvo de por medio, la otra son las enfermedades, los diabéticos, los hipertensos, que va muy de la mano” mencionó.
 
En entrevista, la ingesta de bebidas alcohólicas relaciona muchas caídas, golpes, agresiones, choques, entre otros.
 
Añadió que año con año saben que son en esta fechas cuando aumenta el número de emergencias, aunque en este año “vamos muy bien, no hay un incremento significativo”.
 
El socorrista amplió que entre otros casos específicos de urgencia, aumentan  en este mes de diciembre emergencias por de la conducta, entre ellas “trastorno y ansiedad”.
 
“Otra más preocupante es el monóxido de carbono, aquellos fogones internos que hacen las personas para tratar de mantenerse a temperatura, por el desconocimiento hablan por una emergencia que ya no responden, que tiene debilidad, dolor de cabeza y eso es lo que hemos tenido”, destacó.
 
Alfaro Zebadúa reveló que hasta el 28 de diciembre fueron mil 976 servicios de emergencia los que atendieron, con un personal de alrededor de veinte personas en activo que dan disposición a toda la ciudad.
 
Dijo que el grupo de auxilio se mueve en dos unidades, ya que dos tienen  desperfectos  y actualmente están en mantenimiento, “pero con las dos que tenemos es más que suficiente”.
 
Recalcó que solo el 24 y 25 atendieron nueve servicios, entre los que están cuatro en categoría de enfermos y cinco en cuestiones de trauma que  son  un asalto, una persona hipertensa, volcadura, caídas, crisis nerviosas, choques automovilísticos, diabéticos.
 
“Hemos atendido a dos personas, no por intoxicación de monóxido de carbono, sino únicamente por dolor de cabeza, sentían un poco de mareo únicamente pero se atendieron en el lugar y se les dieron recomendaciones como no volverá a encender fuego o carbón dentro de sus cuartos, no utilizar fogones”, aunó.
 
Recomendó a las personas que acostumbra a realizar fogata este 31 de diciembre por la noche, no exponerse demasiado a la lumbre, ya que causa aunque no al momento afectaciones a su salud.
 
“El fuego desprende muchas partículas  no solamente  monóxido de carbono, sino también bióxido de carbono, esto viene a producir gases tóxicos que empiezan a  producir problemas en vías respiratorias inferiores lo que puede desencadenar no solamente en una intoxicación sino en enfermedades crónicas como bronquitis, enfisema pulmonar, una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el conocido EPOC, “explicó.
 
Exportó también a no excederse en el consumo de alcohol, ya que es importante que la gente tenga el conocimiento y haga conciencia de que el alcohol “no es un buen amigo, más del 80 por ciento de servicios en la delegación San Cristóbal siempre el alcohol estuvo de por medio”:
 
“La mayoría de los enfermos que solicitan las emergencias es porque ya tienen una insuficiencia renal porque son alcohólicos crónicos, porque llevan su medicamento, son diabéticos que incrementaron ahora en diciembre su ingesta de alcohol y también no hubo  una buena combinación y hubo efectos secundarios”, abundó.
 
Aplaudió que en este mes en que se consideraba un alza en las llamas de falsa alarma, hasta el 28 de diciembre, únicamente llevaban contabilizada llamadas, ya que los paramédicos “llegaron al lugar y no se encontró al paciente”.
 
“En todo lo que fue el año del dos mil trece tuvimos setenta falsas alarmas, esto más o menos en promedio resulta en seis falsas alarmas en el mes, más o menos”, dejó ver el socorrista.
 
Aseveró que el personal que atiende las llamas “radio operadores”, están capacitados para recibir llamadas de asistencia pre hospitalario, “contamos con dos operadores que dan este apoyo y sí se ha visto muy rápidamente el incremento de las falsas alarmas”.
 
“Hemos hecho concientización  a la población de utilizar bien el servicio médico de urgencias, de hacer la llamada correctamente, que todavía nos falta mucho pero tenemos que seguir haciendo la llamada a la población que se capacite que se informes, porque nosotros podemos ayudar mucho desde simplemente activar una ambulancia”, concluyó.