Imprimir

“Los que con lágrimas sembraron un regocijo se dará, los que con lágrimas regaron hermosas plantas crecerán, andando irán, llorando irán pero felices volvieran”.

Escrito por Óscar Gómez... Posted in Las Noticias

IMG-20131130-WA0006San Cristóbal de Las Casas.- “Los que con lágrimas sembraron un regocijo se dará, los que con lágrimas regaron hermosas plantas crecerán, andando irán, llorando irán pero felices volvieran”.

Lo anterior dijo fue parte de la letra de una alabanza católica que le sirvió a Alberto Patishtán Gómez, para sostenerse con fuerzas dentro de la cárcel donde permaneció por 13 años.

“Me hace recordar ahorita una alabanza que siempre estuve meditando, y que esa alabanza me motivo y me daba esperanza de seguir viviendo aunque sea con problemas, pero siempre seguir viviendo en la presencia de Dios”, afirmó.

Luego de regresar a Chiapas tras haber estado en la capital del país recibiendo un tratamiento médico, en su estancia en San Cristóbal visitó la tumba de Tatic Samuel Ruiz García en la Parroquia del Sagrario de la catedral de la ciudad, en la que la tarde de este sábado le fue ofrecida una misa.

En compañía de sus dos hijos, hizo una oración en la tumba del obispo emérito Samuel Ruiz, donde agradeció el que ahora pueda estar, “ya completamente libre”.

Al concluir la misa ofrecida en su honor, al reflexionar sobre las lecturas leídas aseguró que es necesario comportarse honestamente visitando a nuestros hermanos en la cárcel.

“Que paso en mi vida, que fue lo que me ayudo dentro de la cárcel, es cierto, un grito de sueño, pero Dios actuaba y me decía y me decía es tiempo en que tú te despiertes hay muchas cosas que hacer, eso fue lo que me llenó y porque no decir, gracias a todos ustedes, oraron por mí, gritaron, actuaron así, porque esa palabra la vivieron honestamente”, acotó.

Además dio las gracias al pueblo creyente de El Bosque y su abuelo de 90 años de edad, quien proclamó que vivió para ver libre a Alberto.

“No sé qué me espera no he pensado en ello por el momento. Pero no me olvidaré de mis amigos que están encarcelados injustamente y que por espacio de 13 años me acompañaron”, señaló.

El profesor indígena dijo que vivirá en su pueblo natal que es El Bosque donde será recibido el 1 de diciembre por más de sus compañeros y paisanos.

Añadió que tras recibir el indulto presidencial el pasado 31 de octubre, ahora se dedicará a defender A las causas nobles de quienes han sido encarcelados injustamente.

El maestro fue recibido en el aeropuerto Angel Albino Corzo, por representantes del Movimiento de El Bosque, del Pueblo Creyente y de organizaciones no Gubernamentales.

El activista permaneció 13 años en prisión, de los 60 que recibió de sentencia, por presuntamente haber participado en una emboscada donde murieron 7 policías en el municipio de El Bosque en el año 2 mil.

“Cuando vieron que mi cruz ya no la podía aguantar me ayudaron, y sentí que esa cruz la podía llevar pero muchos gracias a los que estuvieron a mi lado, ahora me toca llevar otras cruces, otras cruces que tendremos que seguir orando por muchos enfermos y hermanos, mis agradecimientos por los que están presentes y no están presentes, yo siento sus presencias en mi corazón”, concluyó.